PRADA Y SU HISTORIA

PRADA Y SU HISTORIA

Decir Prada es decir estilo, elegancia y lujo, una empresa que comenzó como un emprendimiento familiar y hoy se ha convertido en una de las grandes marcas mundiales de moda.

Prada es una firma italiana que nació en 1913, en Milán bajo el nombre “Fratelli Prada” su creador fue Mario Prada, y en un principio se dedicaba a la confección y venta de baúles, bolsos, maletas y zapatos.

Gracias a la originalidad que primaba en sus diseños de a poco fue conformando una basta cartera de clientes alrededor de toda Europa y expandiéndose también en Estados Unidos.

Tiempo más tarde la empresa comenzó a especializarse en el diseño de accesorios, principalmente en bolsas de mano, y maletas de cuero resistentes al agua.

Pero fue recién en 1978, con el ingreso a la gerencia de Miuccia Prada, nieta de Mario, que la compañía dio un giro decisivo.

Con un sentido estético novedoso e infalible llevó a la marca a pertenecer a la línea “prêt-à-porter” de lujo y más tarde se encargó de diseñar la nueva estética de Prada.

El primer icono de esta etapa que comenzaba fue el clásico y hoy reconocido bolso Prada, de nailon negro, liso y sencillo.

Fue en 1989 que la popularidad de Prada creció ampliamente, gracias a la primera colección “prêt-à-porter”, que contenía prendas de elegancia sobria en las que se destacaban líneas limpias y colores básicos, siempre con telas lujosas de gran calidad.

Ya en los 90 Prada consigue situarse entre las principales marcas de moda del mundo, en 1992 Miuccia crea la marca Miu Miu, orientada al público más joven.

Esta segunda línea de Prada tenía un precio más económico, su diseño contaba con formas mas sueltas, colores terrosos y estampados, pero siempre manteniendo la calidad textil.

Entre los principales logros de Prada se destacan: su colaboración con Lg, ya que fue una de las primeras marcas de moda que puso su nombre a un teléfono celular, su aporte a la arquitectura, su aparición en diferentes canciones y también en la popular película “The devil wears Prada”.

Actualmente lo indiscutible en Prada es que pudo convertirse en una marca de moda reconocida a nivel mundial, sumamente exclusiva, a la que le caben los adjetivos “ultra chic”, “alternativa”, “intelectual” y “marca-tendencias”.